Inicio Empresas YPF llegó a un acuerdo de USD 287 millones para cerrar el...

YPF llegó a un acuerdo de USD 287 millones para cerrar el juicio por contaminación en Nueva York

Se trata del caso Maxus, una petrolera estadounidense que había sido adquirida por la firma local en 1995 y acumulaba denuncias ambientales de mucho antes. Repsol aceptó abonar la misma suma para totalizar un pago de USD 575 millones.

YPF se saca de encima una de las dos grandes cargas que presionaba hacia abajo la cotización de sus acciones. Además del juicio por la expropiación del 51% de la compañía realizado en 2012 -al que todavía le quedan instancias de apelación-, la petrolera de bandera afrontaba otra denuncia en los tribunales de Nueva York por 14.000 millones de dólares que ahora pasó a ser historia.

El cierre del caso se logró a partir de un acuerdo por 575 millones de dólares, que se dividirá en partes iguales entre la firma nacional y Repsol y otorga una liberación y absolución total de los reclamos presentados.

El juicio se remonta a la adquisición de la petrolera estadounidense Maxus en 1995, la cual acumulaba denuncias por contaminación ambiental de larga data. Posteriormente, en el año 2005 el Estado de Nueva Jersey demandó a Occidental y Maxus -añadiendo más tarde a YPF y Repsol- por la contaminación del Río Passaic (a 10 km de la ciudad de NY) con residuos químicos. En consecuencia, Occidental hizo valer su indemnidad y Maxus, la empresa que había adquirido YPF en 1995, honró sus obligaciones hasta que el 17 de junio de 2016 tomó la decisión de presentarse en concurso y posteriormente se decretó su quiebra.

En junio de 2018 el Fideicomiso de Liquidación de Maxus demandó a YPF y Repsol y ciertas subsidiarias, por un monto de hasta 14.000 millones de dólares ante el Tribunal de Quiebras del Distrito de Delaware, alegando que Maxus tuvo la intención de obstaculizar, retrasar, o defraudar a sus acreedores.

Finalmente, la negociación culmina en un resarcimiento de sólo el 2% de la demanda original, lo que estará sujeto a aprobación judicial y otras condiciones que deben cumplirse a lo largo de los meses venideros.

Asimismo, YPF y Repsol han firmado un acuerdo transaccional con Occidental Chemical Corporation y algunas de sus afiliadas, por el cual esta empresa renuncia a todas las reclamaciones que pueda tener contra YPF o Repsol, en relación con las entidades Maxus, el Río Passaic y otras áreas sujetas a remediación ambiental.

En esta línea, tanto YPF como Repsol también firmaron un acuerdo con varias entidades gubernamentales, incluidos el Departamento de Justicia actuando en representación de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos y los Estados de Ohio y de Wisconsin, bajo el que las entidades gubernamentales se han comprometido a no presentar reclamaciones parecidas a las reclamaciones ya presentadas por el Fideicomiso de Liquidación de Maxus.

“De cumplirse las condiciones, los acuerdos darán por terminado el litigio que se extendió durante años, llegando a un cierre justo y razonable para todas las partes, y que permitirá a YPF seguir centrando sus esfuerzos en la generación de valor y empleo, profundizar el crecimiento de su producción y enfocar sus esfuerzos en las inversiones necesarias para robustecer y diversificar la matriz energética argentina”, afirmaron desde la firma que conduce Pablo González.